El Cementerio Civil

 

«El cementerio de Buñol es uno de los cementerios más diversos, singulares y excepcionales de toda la Comunitat Valenciana y España, ejemplo de convivencia y de respeto de un pueblo y de su gente hacia sus antepasados».

El Cementerio Civil de Buñol es probable que fuera durante años uno de los más antiguos recintos de sus características en el que por voluntad propia eran enterradas las personas no creyentes.

En general, los cementerios civiles eran la vergüenza de las familias de los que allí se enterraban ( Suicidas, marginados, no bautizados…)


 Los cementerios civiles eran símbolos de una indiferencia religiosa que dividía a las personas en buenas y en malas. Es por tanto extraordinario e insólito, no sólo no se considerara un lugar de apestados y malas personas, sino que ese cementerio tenía en el siglo XIX, la misma importancia social que el católico. 

Cementerio Masónico

Son muchos los artículos de prensa y ediciones digitales que han hablado sobre la idiosincrasia de los habitantes de Buñol sobre la muerte, reflejada en numerosos enterramientos de la zona civil y religiosa. Pero muy poco se ha escrito hasta ahora sobre la presencia de simbología masónica en numerosas sepulturas que van desde finales del siglo XIX hasta la actualidad.

Fue el alcalde de Buñol, Joaquín Ballester, el fundador en 1886 de esta instalación y su tumba la más antigua con simbología masónica entre rodas las existentes.

Encontramos infinidad de  símbolos y epitafios relacionados no solo con la masonería, sino también con otras corrientes del pensamiento laico como el republicanismo o el librepensamiento como: Columna de talle roto, la Rosa-Cruz, la escuadra, el compás, el gorro frigio, la rama de acacia, el triangulo delta, la flor del pensamiento, la cruz en equis, la plomada, la amapola, el sol, el libro, el dragón, la rama de olivo, la lechuza, el laurel, la mariposa, la palma de bambú, el pentáculo, la rosa, , la adelfa, las manos entrelazadas, la libertad o la espada. Todas presentes en la necrópolis.

El 1 de noviembre de 1995 se instaló un gran monolito con motivo del homenaje realizado en el camposanto por las logias en este espacio funerario, que prosiguen con sus visitas anuales, como lugar de peregrinaje de las logias masónicas.

Otra de las particularidades del cementerio de Buñol, según el autor, es que durante la dictadura se conservaron los enterramientos anteriores a la guerra civil y continuaron enterrándose masones, republicanos… y grabando simbología encubierta en la lápidas de sus sepulturas, evitando el intenso control de la dictadura sobre esas ideologías y sus símbolos.

En el 2016 se rodaron algunas tomas para el documental “Terra Masónica: La vuelta al mundo en 80 Logias” ,numerosos artículos en prensa e incluso dos monografías por parte de autores locales.

La visita se iniciará con la recepción de los visitantes en el Cementerio de Buñol a las 11h . Duración 1 hora.
Se aconseja ropa y calzado cómodo, adecuado a la época del año, y agua. La visita incluye el guía interpretativo y un seguro de responsabilidad civil. Grupo mínimo 10 personas.
Precio 5 euros, opción a menú tradicional: Visita (Cementerio y Castillo) + menú 21€

 

KML-LogoFullscreen-LogoQR-code-logoGeoJSON-LogoGeoRSS-Logo
Cementerio Civil y Masónico

cargando mapa - por favor, espere...

Cementerio Civil y Masónico: 39.425322, -0.774962

0 comentarios

A %d blogueros les gusta esto: