Mante, ¿tú eres de Buñol?

borrunes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿ Tú crees que si tu apellido fuera Chanchan, Gualit o Mardanis serías menos de Buñol que si te llamaras García, Carrascosa o Pérez? ¿Y si yo te dijera que los primeros apellidos que he puesto eran los habituales en Buñol hasta principios del S.XVII y que los otros no existían aquí?

Estos apellidos musulmanes y otros similares fueron los comunes entre el año 1.000 y el 1.600. Solo hay que hacer la cuenta de la vieja, estos existieron 600 años; los conocidos ahora como mucho tienen 400 años, y la mayoría menos, como veremos a continuación.

Tras la expulsión de los moriscos en 1.609, Buñol y su condado quedan desiertos, ya que estos representaban en torno al 95% de la población, población que habitaba estas tierras desde tiempos del Imperio Romano o quizás antes, que fueron islamizados tras la conquista musulmana del S. VIII y que tras la conquista de Jaime I siguen viviendo aquí   bajo la protección de los sucesivos reyes cristianos.
¿Y de dónde vienen estos nuevos buñoleros? La mayoría del mismo Reino de Valencia (Valiente), aunque también de Castilla (Carrascosa), Navarra (Estellés), Mallorca (Ferragud), Aragón (Cortés) o Francia (Roser). ¿Os suena alguno?

A  mediados del S. XVIII se produce una nueva inmigración, esta relacionada con el desarrollo de la industria papelera en Buñol, impulsada por empresarios y especialistas que provienen de focos papeleros como Génova (Barbarrosa), Segorbe (Bolumar) o Cataluña (Cusí).

A lo largo del S. XX  el desarrollo industrial en Buñol, basado en el papel y el cemento, actúa de imán para población procedente de Córdoba, Cuenca o Toledo y aportan apellidos como Lisedas, Parla o Sanz.
La bonanza económica de finales del S.XX y principios del S.XXI produce una nueva oleada de inmigrantes, esta vez internacionales colombianos, marroquíes, rumanos… que suman apellidos como Rosu, Abuelori o Videla.

Recapitulando: ¿quién es más de Buñol, uno que se llama de apellido Martínez o uno que se llama Do Nascimiento? No sé, yo pienso que, como dice el dicho, “uno no es de donde nace, sino de donde pace”, siempre que cumpla la máxima de “es de bien parido ser agradecido”, y la mayoría de los que han venido a este pueblo en busca de mejores condiciones de vida han sido bien acogidos y han respondido convirtiéndose en unos buñoleros más, que defienden y quieren a Buñol como el que ha nacido en la Calle del Río.

¿Y yo? Pues mesclaico, como la mayoría de los buñoleros, de madre buñolera (Ruiz Fuentes) y padre con antepasados franceses y de Valencia capital (Medard Caplliure). ¿De quién eres, mante? Pues hijo de la Vidín, la de la tienda, y nieto del francés. Un buñolero.

Pepe Medard Ruiz.
Buñoleroadicto.

1 Comment

  1. Muy acertada tu explicación con la salvedad de que el apellido Valiente si bien llega a Buñol procedente de Bicorp, Millares, Cortes de Pallás, etc, a estos mismos pueblos llega tras la expulsión de los moriscos como bien dices, desde los pueblos limítrofes con Valencia de las actuales provincias de Cuenca y Albacete, Carcelén, Alatoz, Villavaliente, Alcalá del Júcar, Alborea, Casas Ibáñez, Villa de Ves, Villamalea, Villarta, Villalpardo, Graja de Iniesta y Minglanilla. Valiente es un apellido de origen franco, del norte de Francia, que penetró en la península ibérica en el siglo XI con la reina Felicia de Roucy o Montdidier, madre de Alfonso I de Navarra y Aragón y que desde Navarra y Aragón se propagó por España y Portugal, como primeros repobladores de comarcas como el Común de Huesa en Teruel, de Tudela, Ejea, Señorío de Molina, Estado de Jorquera, Villa de Iniesta, y Cáceres y Montemolin desde los Cameros y desde Montemolin, a Moguer, a la provincia de Cádiz, y a más lugares y desde Cameros también como Triana en Sevilla, Hinojosas de Calatrava, o desde Navarra a Polán en Toledo, o la fuerte implantación también en la comarca del Rebollar, Fuenteguinaldo y Acebo, con una procedencia dudosa bien palentina, bien portuguesa o mismamente cacereña, además de su arraigo en pueblos de la tierra de Saldaña y en Oseja de Sajambre desde dónde llegò a Pintueles Asturias. Igualmente dudosa la procedencia de su fuerte implantación en Génave y otros pueblos de Jaén hasta Andújar por ser plausibles muchas y distintas razones. Cabe decir que aparte de la trashumancia y como primeros repobladores, muchos de sus movimientos también obedecen a su relación de escuderos de dos grandes linajes los Manrique de Lara, y los Stuñiga, además de otros como los Guzmán, los Meneses,etc

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: