Mante, ¿tú eres de Buñol?

                        ¿ Tú crees que si tu apellido fuera Chanchan, Gualit o Mardanis serías menos de Buñol que si te llamaras García, Carrascosa o Pérez? ¿Y si yo te dijera que los primeros apellidos que he puesto eran los habituales en Buñol hasta principios del S.XVII y que los otros no existían aquí? Estos apellidos musulmanes y otros similares fueron los comunes entre el año 1.000 y el 1.600. Solo hay que hacer la cuenta de la vieja, estos existieron 600 años; los conocidos ahora como mucho tienen 400 años, y la mayoría menos, como veremos a continuación. Tras la expulsión de los moriscos en 1.609, Buñol y su condado quedan desiertos, ya que estos representaban en torno al 95% de la población, población que habitaba estas tierras desde tiempos del Imperio Romano o quizás antes, que fueron islamizados tras la conquista musulmana del S. VIII y que tras la conquista de Jaime I siguen viviendo aquí   bajo la protección de los sucesivos reyes cristianos. ¿Y de dónde vienen estos nuevos buñoleros? La mayoría del mismo Reino de Valencia (Valiente), aunque también de Castilla (Carrascosa), Navarra (Estellés), Mallorca (Ferragud), Aragón (Cortés) o Francia (Roser). ¿Os suena alguno? A  mediados del S. XVIII se produce una nueva inmigración, esta relacionada con el desarrollo de la industria papelera en Buñol, impulsada por empresarios y especialistas que provienen de focos papeleros como Génova (Barbarrosa), Segorbe (Bolumar) o Cataluña (Cusí). A lo largo del S. XX  el desarrollo industrial en Buñol, basado en el papel y el cemento, actúa de imán para...
A %d blogueros les gusta esto: